História

LA SÉNIA Y SU SITUACIÓN ESTRATEGICA

El 18 de julio de 1936 al producirse el golpe de estado los militares rebeldes consiguieron controlar toda Galicia, las provincias del norte de España como: Salamanca, León, Burgos, Logroño, Samora, Pamplona y parte de Zaragoza. También las provincias andaluzas de Sevilla y Cádiz y parte de Extremadura, así como los territorios del norte de África, Canarias, las islas de Mallorca y Ibissa. La República logró controlar la capital de España, Madrid, así como Cataluña, Valencia, País Vasco, Asturias, Santander y prácticamente todo el centro de España, como Toledo, Ciudad Real, Albacete, Murcia, Málaga, Granada, Almería …

 

Zona ocupada por dos ejércitos verano de 1936 y campos de aviación usados en la primera epoca.

Así los frentes principales se centraron en la línea que separaba Cataluña y Aragón, el norte de Madrid y el frente de Extremadura.

El gobierno de la República, comenzó a tomar medidas para luchar más eficazmente contra las tropas rebeldes. Inició una serie de actuaciones consistentes en la construcción de campos de aviación, que estratégicamente situados les permitia atacar las zonas enemigas.

En la zona del Mediterráneo entre Valencia y Barcelona,no existía ningún campo. La Sénia situada a medio camino, entre estas dos capitales,  cerca de las islas de Mallorca y Ibissa, fue el lugar elegido por el ministerio de defensa para construir un campo de aviació. El campo debia ser  suficientemente  grande para que pudieran aterrizar aviones, caza como bombarderos.

La parte elegida para construir el campo fue situado al este de la población, donde los terrenos eran planos y donde solo había que arrancar los olivos que estaban plantadas.

Tan pronto fue construido vinieron tanto aviones de caza como bombarderos, para actuar en el frente de Aragón y hacer la vigilancia de la costa Mediterránea y Baleares.

 

Zona ocupada desde abril de 1937 hasta el final de la guerra. Están indicados los campos de aviación más antiguos.

En los inicios de 1938, las tropas franquistas iniciaron una ofensiva dirigida hacia el mar Mediterráneo. Su objetivo era dividir la zona republicana y aislar Cataluña. En abril de 1938 las tropas nacionales llegaron a Vinarós, con lo cual la Sénia cayó en manos de los nacionales, así como su campo de aviación. Inmediatamente este fue ocupado por la Legión Cóndor y usado para atacar tanto el frente sur de Valencia como unos meses después fue durante la Batalla del Ebro, y posteriormente para la ocupación de Cataluña.

Se puede decir que durante esta época fue uno de los campos de aviación más importantes de las fuerzas Nacionales tanto por su tamaño como por su situación estratégica.